17 jul. 2010

Sacrificios y constancia

Algunas personas no nos dormimos en los laureles, no nos relajamos, no estamos quietas. Sea cual sea el juego, nos gusta ganar y cuando ganamos buscamos otro juego. En las fotos los escaladores en la cima de la montaña están sonrientes, pletóricos, triunfantes. Nadie hace fotos del camino, porque ¿quién quiere recordarlo? Nos exigimos porque es necesario, no porque nos guste. El implacable ascenso, el dolor y la angustia mientras intentas superarte. Nadie hace fotos de eso, nadie quiere acordarse. Solo queremos recordar las vistas desde la cima, el incomparable momento en la cumbre del mundo. Eso nos ayuda a seguir ascendiendo y el dolor merece la pena. Eso es lo extraño, que merece la pena.

16 jul. 2010

Adios

Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría darte las gracias por haberte portado así, por hacer que en tí se hicieran realidad muchos de mis deseos. Podría reprocharte muchas cosas y hacer que esta despedida se convierta en un infierno, pero tal vez no merezca la pena... Adios.

...Un año...

14 jul. 2010

Evolución

Nos gusta creer que somos seres racionales, humanos, conscientes, civilizados, considerados,… pero cuando la vida se complica, aun que solo sea un poco, la evidencia salta a la vista. No somos mejores que los animales. Tenemos pulgares prensiles, pensamos, caminamos erguidos, hablamos y soñamos, pero lo más profundo de nosotros sigue en los fangos primigenios, mordiendo, arañando, viviendo en un mundo frio y oscuro, como los sapos y los perezosos.

 

Hay un animal dentro de todos nosotros y quizá eso sea bueno. Nuestro instinto animal nos impele a buscar el calor, la compañía de la manada. Quizá nos sintamos enjaulados o quizá atrapados, aun así podemos hallar algún modo de sentirnos libres. Somos los cuidadores de los demás, somos los guardianes de nuestra humanidad y, aun que hay una bestia dentro de todos nosotros, lo que nos diferencia de los animales es que podemos pensar, sentir, hablar y amar y contra todo pronóstico, pese a nuestro instinto, evolucionamos.

13 jul. 2010

¿Felicidad?


Se suele creer que el pensamiento positivo ayuda a llevar una vida más feliz. De pequeños nos decían que sonriéramos y que pusiéramos cara de estar contentos, de mayores nos dicen que miremos el lado positivo, que no hay mal que por bien no venga y que el vaso está medio lleno. A veces la realidad se impone y te impide comportarte como si fueras feliz. La salud te puede fallar, tu pareja te puede engañar, tus amigos pueden defraudarte. En esos momentos solo quieres aceptar la realidad, olvidar las apariencias y ser tú mismo, asustado e infeliz.




Si le preguntas a la gente que quieren en la vida, la respuesta es sencilla, ser felices. Quizás sea esa expectativa lo que nos impide llegar a serlo. Quizás cuanto más intentemos obligarnos a ser felices, más confundidos estemos, hasta que ni nos reconocemos. En vez de eso seguimos sonriendo e intentamos ser esas personas felices que quisiéramos ser, hasta que nos damos cuenta que lo hemos tenido delante, ni en nuestros sueños ni en nuestras esperanzas, sino en lo que nos hace sentir cómodos, en lo que conocemos.