21 nov. 2010

Tormentas


Dicen que los rayos no impactan dos veces en el mismo sitio, eso es un mito. Lo que pasa es que suelen atinar la primera vez. Cuando has sido golpeado con una descarga de 30.000 amperios, lo nota. Puede hacerte olvidar quien eres, puede quemarte, cegarte, pararte el corazón y provocar graves lesiones internas. Para ser algo que pasa en milésimas de segundo te puede cambiar la vida para siempre.

Los rayos no suelen impactar dos veces, es un hecho realmente único, aunque parezca que la descarga vuelva una y otra vez. Poco a poco el dolor se irá, se irá pasando el shock y la herida cicatrizará, te recuperarás de lo que no pudiste predecir. A veces la suerte está de tu parte. Sí estás en el lugar adecuado, en el momento adecuado, puedes sufrir un revés y aun así sobrevivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario