21 feb. 2011

Horas


¿Realmente qué puedes conseguir en una hora? ¿Hacer un recado? ¿Estar en un atasco? ¿Hacer un cambio de aceite? Cuando piensas en ello, una hora no es demasiado tiempo, solo es 60 minutos, 3.600 segundos, solo es eso. En la vida real una hora, a menudo, lo es todo. La llamamos la hora dorada, esa ventana mágica de tiempo que puede determinar el destino de una persona, tanto para bien como para mal. Una hora puede cambiar todo para siempre, una hora puede salvar tu vida, una hora puede cambiar tu opinión. A veces una hora es solo un regalo que nos damos. Para algunos, una hora puede significar casi nada, para otros, una hora marca el inicio o el fin de una etapa, pero al final sigue siendo solo una hora, una de muchas, muchas más por venir. 60 minutos, 3600 segundos, eso es todo hasta que una nueva hora empieza nuevamente, y ¿quien sabe que habrá en la próxima hora?

No hay comentarios:

Publicar un comentario