18 dic. 2011

Caminos


Trabajas, estudias, te preparas durante meses y años que te llevarán a un día, un día en el que darás un paso hacia delante. Ese día tienes que estar preparado para cualquier cosa. Aun así hay algo para lo que nunca estás lo suficientemente preparado, el día en el que das un paso hacia atrás.

A veces sucede en un instante, damos un paso hacia delante, nos convertimos en líderes, vemos un camino a seguir. Vemos un camino y lo tomamos, incluso cuando no tenemos ni idea de a dónde vamos o de dónde venimos. Algunas guerras nunca terminan, algunas lo hacen en una tregua precaria, algunas guerras terminan en una victoria absoluta, otras con un armisticio y algunas guerras acaban en esperanza. Pero esas guerras no son nada comparadas con la que más nos asusta, esa en la que aun tenemos que luchar.