16 may. 2014

Enamorado

Es extraño, un día te despiertas y todo ha cambiado, tu vida ha sufrido una metamorfosis de la que aun no eres consciente pero intuitivamente te hace sentir extraño. Un día, sin previo aviso, ya no eres el de antes, ya no sientes lo de antes, no miras las cosas igual, no idealizas a las personas como solías y te das cuenta, poco a poco, de que ya no llevas las riendas de tu vida, que ese joven salido, perturbado sexualmente y marcado por una adolescencia nómada e irreal, se vuelve loco al no poder explicar por qué le pasa a él, por qué alguien a tomado posesión así de algo tan íntimo, por qué siente ansiedad cuando no está y júbilo cuando hablan. La putada del amor… la droga más cruel y maravillosa que todos anhelamos saborear pero que sólo unos pocos privilegiados tocan durante un período de sus vidas...


El 25 de enero me desperté como un día normal y cuando me acosté tenía novio. Ese día y algún tiempo después todavía no entendía la grandeza de la palabra novio ni que estaba haciendo, sólo una sensación dentro de mi que me decía "adelante, estas hacinado lo correcto". Poco tiempo después me di cuenta que acerté con la decisión, que me estaba enamorando de ese jovencito guapo, ilusionado con la vida y apasionado de los caballos. Hoy se que es el hombre de mi vida, que lo quiero con locura y que ya no me imagino mi vida sin el.

Hente gente que se dedica a hacer lo imposible para que rompamos. Llamadas anónimas, mensajes, gente que reza para que rompamos y así poder estar con el o conmigo,... Pues a toda esa gente le digo que "FIN". No digo fin porque ya hayamos roto, lo digo porque haré lo humano y lo inhumano para evitar que eso pase. Amo a mi novio, amo mi vida con el y si alguien pretende meter mierda entre nosotros que sepa que se encontrará con un muro delante. Conmigo.